Camino a Lollapalooza: «Is This It» y la importancia de The Strokes

The Strokes

El Parque Bicentenario de Cerrillos es el lugar elegido para el regreso de The Strokes a Chile, esto bajo el alero de Lollapalooza 2022.

Han pasado cinco años de la última vez que The Strokes pisó Chile como cabeza de cartel Lollapalooza 2017, un show que trajo a los neoyorquinos a Chile luego de un largo receso. Esta vez podemos repetirnos el plato, la banda de Julian Casablancas, Albert Hammond, Jr., Nick Valensi, Nikolai Fraiture y Fabrizio Moretti llegarán nuevamente como cabeza de cartel de Lollapalooza 2022, evento que fue aplazado dos años debido a la pandemia del Covid-19. Este nuevo regreso nos da pie para hablar de una de las bandas más influyentes de principio de la década del 2000, su espectacular disco debut, «Is This It«, y la importancia del proyecto que posicionó a las guitarras nuevamente en la palestra en una época en que no eran el instrumento principal.

«El rock está muerto», frase cliché que se ha repetido innumerables veces desde la muerte de Elvis Presley, en pleno 2022 esa frase cobra algo de sentido, pero el rock no está muerto, solo evolució y convive con muchos otros estilos, todo gracias a la globalización causada por el internet. Pero esto no siempre fue así. Terminando la década de los 90s, el grunge ya era historia y el britpop ya había perdido su apogeo, el nu metal, el metal con bases de rap, junto al pop de las «boy bands» o de las chicas estrellas como Britney Spears, acaparaban portadas y eran un fenómeno de superventas. Las guitarras habían sido desplazadas a segundo o tercer lugar, incluso en gran parte de los casos ni siquiera existían. Todo esto cambió cuando unos chicos adinerados (hay que decirlo) oriundos de New York, Estados Unidos, lanzaron un disco que cambiaría los siguientes 10 años. The Strokes lanzaba el exitoso «Is This It», un disco polémico que no dejó a nadie indiferente.

El fenómeno de «Is This It» fue abrumador, lanzado el 9 de octubre de 2001, integraba 11 canciones coreables, cada una de ellas un éxito, lo que lo convertía en un álbum de hits de principio a fin. The Strokes se enfrentaba a la fama de forma veloz y sin quererlo, estaban en el lugar y momento preciso. Trajeron de vuelta el rock de forma masiva. El look «Ramones» no estaba de moda, pero marcaba tendencia nuevamente, esto gracias al videoclip del séptimo track, «Last Nite«, en cual veíamos a cinco chicos con pantalones sencillos, zapatillas de lona, chaquetas y una apariencia en general de no haberse peinado ni tener intenciones de hacerlo.

«Last Nite» se adentraba en la parrilla de videos de MTV, recorría el mundo y llamaba la atención de una generación que no se sentía identificada con Backstreet Boys ni con Limp Bizkit. Las Converse volvieron a ser cool. The Strokes se ganó el debatible y acuñado título de «rock revival».

DXCDQY6CMVHTFPX743PYDQNEMU
The Strokes

El éxito de «Is This It» se debió a una nueva comprensión de la base rockera, ritmos melódicos, simples y convertibles en himnos de estadio, esto junto al característico efecto de voz saturada de Julian Casablancas. Todo esto debido a que fue grabado en una sola toma y tenía la intención de sonar «mal», algo que fue criticado por cierto sector de la prensa especializada por los bajos estándares que daba a entender el disco, un sonido poco profesional, que fue llamado «garage». The Strokes había encontrado la fórmula para volver a convertir el rock en música masiva, en su mayoría gracias a Julian Casablancas y Albert Hammond, Jr.

Pero este álbum debut no estuvo exento de polémica, su lanzamiento tuvo que ser retrasado para octubre de su fecha original, prevista para mediados de septiembre, debito al ataque terrorista a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. Luego del estreno en su país natal, la portada original de «Is This It», la que mostraba una cadera femenina, fue censurada y reemplazada por una portada de colores amarillos y azules alusiva a la física. Pero esto no fue todo, la canción, “New York City Cops”, la cual ridiculizaba a la policía de Nueva York, tuvo que ser reemplazada por el título, “When It Started”. Censura que en todos los otros lugares del globo no pasó.

https://www.flickr.com/photos/[email protected]/51841291722/in/dateposted-public/
Portada original de «Is This It».
R-371293-1249548918
Portada de «Is This It» para Estados Unidos.

El 2003 llega «Room Fire«, un álbum que repetía la fórmula e incluía canciones como «Reptilia» y «The End Has No End«, tres años después, en 2006 llega «First Impressions of Earth» con canciones como «You Only Live Once» y «Juicebox«. El 2007 y con tres discos de estudio, la banda norteamericana realizó una pausa para dedicarse a sus proyectos solistas y colaborar con otras bandas, esto acabó el 2011 con el lanzamiento de «Angles«, de este regreso llegaron dos discos más, «Comedown Machine» el 2013, y «Future Present Past» el 2016. Álbumes que no convencieron del todo a los antiguos fans, pero que continuaron con seguidores fieles y llenando estadios. Esto da una vuelta el 2020 con «The New Abnormal«, un disco que de cierta forma regresa a sus inicios y que tuvo buena recepción, con canciones como  «The Adults Are Talking» y «Bad Decisions«.

El legado de The Strokes es grande y radica en traer el rock masivo de vuelta a principio de los 2000, dando una mirada distinta y abriendo las puertas a un sinfín de bandas. Es por The Strokes que nacen bandas como Arctic Monkeys, con un sonido similar pero aterrizado a la realidad de los bares y la movida británica, Alex Turner y compañía nunca han ocultado su amor por la banda de Julian Casablanca, siendo grandes admiradores. En su último disco, «Tranquility Base Hotel & Casino» (2018), Turner incluyó en la letra de «Future Present Past» su fanatismo por The Strokes, en ella dice: «Recuerdo que solía escuchar ese primer disco en el colegio todo el tiempo, para nuestra banda fue el primer punto de partida. Mucha gente los escuchaba, por lo que un montón de bandas que salían solían sonar a ellos. Y me recuerdo consciente tratando de no sonar como The Strokes, en diferentes trozos de canciones«. Solo uno entre otros gestos de la banda inglesa a la norteamericana.

EuSLK0jXIAE4_ae
Alex Turner, Alex Kapranos y Julian Casablancas.

Otro efecto fue el nacimiento en los siguientes años de bandas que sin miedo trajeron el rock de guitarra con sus respectivas variaciones, esto gracias a la era de las bandas «The», The Vines, The Hives y los respectivos The Strokes. Lo cierto es que tras 20 años desde el lanzamiento de «Is This It», The Strokes sigue siendo una banda amada y pero también criticada, genera opiniones diversas, pero también evoca a la nostalgia y a la última gran escena músical antes de la globalización masiva. «Last Nite», «Someday» o «Reptilia», siguen siendo parte de las canciones favoritas de versionar por las bandas de adolescentes que se integran al mundo del rock, copiar el look de Julian Casablancas en 2001 parece algo obligado en la banda de covers formada en algún colegio. The Strokes abrió la puerta a grandes bandas y ha incentivado e inspirado a muchas otras, desde los famosos Artics Monkeys a la banda de covers de tus vecinos. Todo lo demás lo dejamos a gustos personales.

Francisco Millan G

http://disonantes.cl

Fanático de Los Simpsons - Toco en una banda

Te puede interesar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.