Current Joys comparte “Act 1 – The Rehearsal”

Current Joys – el proyecto de Nick Rattigan – recientemente lanzó su primer álbum con Secretly Canadian, Voyager, “una evolución alucinantemente sofisticada de su sonido” (AV Club).

En lugar de hacer un tradicional livestream para celebrar su lanzamiento, Rattigan hizo equipo con su colaborador visual Gary Canino para co-dirigir una experiencia de horror-comedia-juego-concierto-cine: The Phantom of the Highland Park Ebell.  El film sigue a la banda en el momento en el que sus ensayos se ven amenazados por un espíritu perturbado en el foro – el caos se ve musicalizado por interpretaciones en vivo de Voyager.  The Phantom of the Highland Park Ebell tuvo su debut cinematográfico con dos proyecciones que agotaron las entradas en el cine Braindead’s Fairfax Studios en Los Ángeles. La película también será publicada a manera de episodios en YouTube antes del lanzamiento del álbum el 10 de septiembre. “Act 1 – The Rehearsal” está disponible ahora como reproducción digital y le preceden “Act 2 – Lights Out” y “Act 3 – Opening Night,” los cuales también serán lanzados antes del tour estelar que la banda hará por Norteamérica, que inluye dos fechas en el Troubadour (sold out) en West Hollywood y en el Market Hotel en Brooklyn.

A lo largo de The Phantom of the Highland Park Ebell, Current Joys tiene roces con la muerte cuando un viejo Demonio que ha estado enterrado en el teatro por tanto tiempo se despierta por accidente. Hay vida, amor, risas y peligro mientras el grupo hace un hechizo musical hacia la última presentación, esquivando candelabros y a «ese maldito fantasma.” 

Voyager, el lanzamiento más maduro de Rattigan a la fecha, es una evolución construida sobre la obra prolífica de Current Joys desde 2013. Oriundo de Nevada, Rattigan empezó Current Joys en Reno, antes de mudarse a Nueva York después de la escuela y trabajar arduamente como asistente de producción en la industria del cine/TV. Él se reubicó a Los Ángeles en el 2016 y las canciones que conforman Voyager comenzaron a surgir poco después. Rattigan cree en el poder premonitorio de la música y él se engancha en las ideas de la canción que le llegan al momento, propulsado por un existencialismo abstracto o una sensación explosiva más que nada. Voyager tiene intensidad e intimidad –– con la sensación de que estás escuchand de golpe, las partes disparatadas que construyen el proyecto – o la persona – convirtiéndolo en un entero cinematográfico y extenso.

Francisco Millán G

http://disonantes.cl

Amante de la música y Los Simpsons.

Te puede interesar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.