“El primer año”: ópera prima de Patricio Guzmán sobre el ascenso de Salvador Allende se estrena en versión remasterizada

El primer año

Medio siglo después de su realización, el 4 de abril llegará a salas este valioso registro del Chile de la Unidad Popular. Distribuye Market Chile.

Antes de la monumental “La batalla de Chile”, Patricio Guzmán realizó un par de cortometrajes y “El primer año” (1972), valioso documental que ahora regresa restaurado en 2K, a más de 50 años de su realización. 

Como indica su nombre, el trabajo narra los acontecimientos ocurridos durante el primer año del gobierno de Salvador Allende a través de archivos restaurados que nunca se habían visto. 

Tras su estreno mundial en Estados Unidos, donde logró elogiosas críticas en medios como el New York Times y el Washington Post, y un posterior recorrido por otras latitudes del mundo, llegará a salas chilenas el próximo 4 de abril. Distribuye Market Chile.

Una película que cautivó a Chris Marker
“El Primer Año” es un registro de los 12 meses posteriores a la elección de Salvador Allende. La película comienza con la representación de las elecciones presidenciales de 1970, documentando el acontecimiento histórico del primer éxito de un gobierno de izquierda en América Latina en unas elecciones abiertas.

“La primera dificultad de una película sobre Chile es hacer caber a Chile dentro de la película”, dice el filósofo francés Régis Debray en el prefacio de un documental que empieza en el momento en que el Congreso ratifica la elección de Salvador Allende y, de forma reactiva, las cotizaciones se desploman, la gente subasta sus muebles, esconde su dinero en el extranjero, las compañías aéreas rechazan pasajeros y un grupo de extrema derecha intenta perpetrar un asesinato político. Las cámaras de Guzmán están en todas partes: acompañan a los mapuches mientras recuperan sus tierras, registra a los mineros que explican el significado de la nacionalización de las minas de carbón, inmortaliza la visita de Fidel Castro al país, contrapone la utopía con las primeras señales del horror que caería sobre Chile. Son múltiples historias que se cruzan con la urgencia de retratar un presente que ahora es pasado. En medio de las transformaciones sociales y políticas, el mismísimo Presidente de Cuba dice en la película: “¡Quisiera que todo esto se hiciera un film y que se lo enviara a Nixon”.

Producida cuando Patricio Guzmán tenía sólo 31 años, y recién regresado a su Chile natal luego de sus estudios en Madrid, el director recorre el país reuniéndose con trabajadores, pescadores e indígenas en ascenso para reclamar sus tierras. Esta ópera prima es la película de un joven lleno de energía, creatividad y entusiasmo apasionado por la transformación política y social sin precedentes que se está produciendo ante sus ojos: una reforma constitucional, revolución socialista legal y no violenta que resultaría tan amenazadora para el poder que pronto recurriría a la fuerza bruta para aplastarla.

El documental se estrenó en Chile en 1972. La mayoría de las copias existentes se perdieron o destruyeron tras el golpe. Chris Marker, figura fundamental del documental contemporáneo, produjo una versión francesa de la película luego de verla en Chile. Como muchos europeos, había llegado a ser testigo de la transición de la nación al socialismo. De hecho, tenía la intención de hacer una película sobre la transición, pero al ver la de Guzmán se dio cuenta de que ya estaba hecha.

“Quería filmar ese momento espectacular en Chile”
 La restauración actual se presentó como parte de la serie retrospectiva “Soñando con la utopía: 50 años de esperanza y memoria revolucionarias”, un evento en Nueva York que conmemoró el 50º aniversario del golpe. 

“Quería filmar ese momento espectacular en Chile. La campaña de Salvador Allende provocó una enorme movilización en todos los sectores de la sociedad. Él fue el primer presidente socialista elegido democráticamente. Chile se había convertido en un país revolucionario. Fue una época llena de alegría, de esperanza, de proyectos interesantes. Sentí que necesitaba documentarlo”, destaca Guzmán en una entrevista con el medio Hyperallergic. “Teníamos un equipo de cinco personas y estábamos escribiendo el guion mientras avanzábamos. Queríamos simplemente mostrar este momento. Allende estaba en la cima de su carisma y la movilización. Presenciarlo nos apasionó mucho. Esta fue una época en la que la política era un espectáculo total de manifiestos, partidos políticos, participación de masas”.

“Es muy interesante volver a ver “El primer año”. No la había visto de hace 10 o 15 años y tenía un recuerdo vago de la película. El hecho de verla ahora con el sonido nuevo y con una introducción de Chris Maker es estupendo. Es un salto hacia el pasado como si fuera presidente y eso es muy agradable en general”, señaló el director.

“Un retrato de esperanza y cambio incipiente”
La crítica especializada ha valorado la reaparición de un filme que permite entender el pasado y el presente de Chile. 
El importante New York Times la definió como “Un retrato de esperanza y cambio incipiente”.

“Aunque las imágenes tienen medio siglo de antigüedad, el caos, la traición y el coraje registrados tienen una relevancia escalofriante para las circunstancias actuales de nuestro país y de las democracias en todo el mundo, como los esfuerzos de la derecha para derrocar a gobiernos elegidos democráticamente”, escribió el crítico Peter Keough en las páginas de The Arts Fuse.

En definitiva, una nueva oportunidad para mirar hacia nuestro pasado de la mano de uno de los documentalistas más relevantes y elogiados de nuestro país.

FICHA TÉCNICA
“El primer año”
Años: 1972/2023
Duración: 100 minutos
País: Chile
Dirección: Patricio Guzmán
Fotografía: Antonio Ríos
Estreno: 4 de abril
Distribuye: Market Chile

Te puede interesar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.