Interpol y su regreso a Chile por partida doble: Un encuentro imperdible

Interpol

La banda neoyorquina, clave en una de las épocas doradas del indie rock, vuelve a nuestro país con un sold out total en dos presentaciones: una en el Teatro Caupolicán de Santiago y otra en el Teatro Municipal de Viña del Mar. Esta vez, para celebrar dos de sus grandes trabajos: Turn On The Bright Lights y Antics.

Nueva York y el nuevo milenio fueron testigos de una pequeña bomba musical que estaba por explotar: el post-punk revival y un grupo de bandas que, de manera simultánea, lograron establecer una nueva era para el rock independiente. Entre ellas, dos amigos de la universidad que soñaban con formar su propia agrupación y a la cual en 1997 bautizarían como Interpol.

Interpol-Credit-Wendy-Redfern-Redferns@1400x1050
Interpol.

En pequeños bares, la banda liderada por Paul Banks comenzó a hacerse un nombre poco a poco, y así, a finales de 2002, lanzaron su primer álbum, Turn On The Bright Lights, que, con un debut triunfal, fue considerado uno de los mejores discos de aquel año.

Con una estampa más oscura y melancólica que algunos de sus pares contemporáneos como The Strokes y LCD Soundsystem, Interpol mostró en este primer trabajo aquel estilo que los caracterizaría hasta el día de hoy: acordes atmosféricos con líneas de bajo predominantes y letras algo sombrías, acompañadas de la profunda voz inconfundible de Banks. Así, este primer disco logró posicionarlos en la escena mundial e incluso los llevó a ser comparados con grupos legendarios como Joy Division y The Cure. “Obstacle 1”, “NYC”, “PDA” y “Stella Was a Diver and She Was Always Down” fueron solo algunos de los tracks que estarían en los rankings de música alternativa y que hasta el día de hoy son reconocibles solo en sus primeros acordes.

interpol
Interpol.

Antics sería el encargado de continuar el legado. Lanzado en 2004, el segundo disco de la banda nuevamente alcanzó gran popularidad y fue muy bien recibido por la crítica internacional. Descrito como el sucesor más alegre y optimista de aquel primer álbum, pero aún manteniendo la esencia atmosférica de los neoyorquinos, Antics es el hogar de algunos de los himnos clásicos de Interpol como “Evil”, “Slow Hands” y “C’mere”.

Así fue como Interpol lanzó una carrera que no dio paso atrás. Con siete discos de estudio en la actualidad, siendo el último The Other Side of Make-Believe, lanzado en 2022, el conjunto vuelve a Latinoamérica escogiendo sus dos primeros trabajos para celebrar con los fanáticos latinos, a quienes han alabado en tantas ocasiones. Hace solo unos meses, dieron el concierto más grande de su carrera en el Zócalo de Ciudad de México, con 160 mil asistentes en un concierto gratuito que Paul Banks describió como una demostración de amor a uno de los públicos más fieles de su carrera.

Una trayectoria que, a pesar de los años, mantiene a Interpol como una de las bandas que revivió el post-punk en el nuevo milenio y que nos demuestra, con dos fechas sold out en nuestro país, que siguen siendo relevantes. Una cita anhelada que nos hará viajar a la más profunda nostalgia.

396214802_743075761197089_4345823591488078374_n
434847664_841019268069404_5846328634739662138_n

Valentina Vergara M

https://www.instagram.com/valentinvv.m/

Melómana por herencia de mi papá. Compartir música es mi love language.

Te puede interesar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.