Lollapalooza Chile 2022: ¡Gracias por volver!

Lollapalooza Chile

El mega festival celebró su décima edición, luego de dos años de receso, lo cual tuvo lugar en el Parque Bicentenario de Cerrillos, jornada que reunió a más de 90 bandas y artistas y 200 mil asistentes.

Fueron dos años de pausa, dos años en que los espectáculos en general callaron y bajaron sus telones. La pandemia del Covid-19 generó que festivales tan importantes en nuestro país, como es el Lollapalooza, tuvieran que cancelar su función y tomar un receso que aplazó su realización dos largos años. Pero eso no fue todo lo que tuvo que sortear la producción del festival. No llegar acuerdo con la Municipalidad de Santiago, con respecto a la utilización del Parque O’Higgins como había sido todos los años anteriores, motivó al festival a buscar una solución rápida y eficaz, así llegando a la comuna de Cerrillos y su Parque Bicentenario, su nueva base y todo un desafío para realizar un festival en pandemia y en un nuevo lugar.

Tres jornadas maratónicas que reunió a más de 30 bandas y diversos artistas por día, un fin de semana largo que ponía a prueba el primer festival masivo en pandemia y prometía no romper la «experiencia Lollapalooza» que reforzaron por 10 años. Con una nueva distribución los miles de asistentes comenzaron a llegar temprano, escenarios dispuestos a lo largo del parque, y servicios y activaciones de marcas repartidas en todos los lugares, la fiesta de la música comenzaba.

WhatsApp Image 2022-03-18 at 6.54.39 PM (1)
Créditos: Julio Bustos

Viernes, la primera jornada estuvo marcada por los cabeza de cartel, Martin Garrix y Foo Fighters. Con interesantes nombres, muchos de ellos, presentándose por primera vez en Chile. Alexisonfire, The Wombats, Idles, Jhay Cortez, entre tantos otros nombres, le hacían peso al primer día de «Lolla», entre los nacionales, Dulce y Agraz, Fernando Milagros, Saiko, entre otros, hacían de local en el festival.

FOOFIGHTERS_VTR_RAULBRAVO009
Créditos: Lotus

El sábado se robaba la atención por el debut de Miley Cyrus, A$ap Rocky y Alesso como cabezas de cartel. Turnstile, A Day To Remember, Marina, Goldfish, hacían lo suyo llevando a una no menor cantidad de público cautivo por sus shows, de local, BBS Paranoicos, Soulfia, Ceaese, PedroPiedra entre otros, daban la nota nacional.

MILEYCYRUS_VTRSTAGE_RAULBRAVO
Créditos: Lotus

En la última jornada, The Strokes, Doja Cat y Machine Gun Kelly, se robaban la atención del domingo, LP y Alan Walker, hacía lo suyo propiamente tal. Lucybell, Princesa Alba, Drefquila, entre otros, daban el toque chileno al evento.

THESTROKES_VTR_RAULBRAVO005
Créditos: Lotus

Lo bueno:

Volver a vivir de la música en vivo, de forma masiva y con grandes exponentes internacionales, es claramente es una experiencia que la pandemia hizo ver lejana. Volver a usar la pulsera Lollapalooza y re encontrarse con el festival de festivales, revitalizó gran parte de lo que Santiago, como capital podía ofrecer en temas de cultura y eventos. El desafío de llevar el festival al Parque Bicentenario y realizar un mega evento con mascarillas fue algo que a lo que no estábamos acostumbrados.

WhatsApp Image 2022-03-19 at 7.16.29 PM
Créditos: Lotus

Si hablamos de la nueva casa (o quizás temporal) del festival, debemos decir que la geografía y gran magnitud del Parque Bicentenario de Cerrillos, logró ampliamente evitar grandes aglomeraciones en el tránsito de un lugar a otro. Volver a repetir la «experiencia» se agradece, la participación de las marcas, los concursos, pequeños regalos entre tanta otras cosas tan propias a esta altura de Lollapalooza, lograron que vivir el festival, no estuviera tan alejado de una experiencia sin pandemia. Los esfuerzos para combatir las distancias entre escenarios, el calor, la movilización y la correcta presentación de los artistas, también se notó con algunas diferencias obvias cada día.

WhatsApp Image 2022-03-21 at 10.11.18 AM (13)
Créditos: Julio Bustos

Lo malo:

Claramente un festival de estas envergaduras no puede ser libre de defectos y detalles, de estos podemos nombrar la poca posibilidad de sombra que el Parque Bicentenario de Cerrillos ofrece para un fin de semana de verano, tampoco se dispuso de tantos puntos de carpas y toldos en que refugiarse de los rayos de un sol amenazante que se dejó caer con fuerza el viernes 18 de marzo, la primera jornada. Así mismos, los puntos de hidratación que el festival puso a disposición también fueron punto de críticas, los cuales no fueron ubicables para algunos y alejado de sus puntos de interés para otros. La tierra por otro lado hizo de las suyas, la gran amplitud del parque no cuenta con áreas verdes y cuidadas, siendo entonces la tierra, la protagonista de muchos caminos, como fue el caso entre el tránsito de la amplia explanada de pasto sintético dispuesta entre los escenarios VTR al Banco De Chile, a los escenarios Lotus Stage y Axe Stage, los cuales fueron montados en un lugar de tierra. Estos detalles no menores, no son propiamente parte de la producción, más bien de un cuidado del parque en general y se nota que se intentó mitigar mucho de esto antes del festival.

WhatsApp Image 2022-03-20 at 5.15.42 PM
Créditos: Julio Bustos

Por otro lado, el nuevo lugar dispuso dos entradas a los extremos del Parque, lo que no evitó las aglomeraciones al momento de salir y la posibilidad de tomar transporte, esto fue totalmente notorio al terminar el show de Miley Cyrus, la gran cantidad de gente que se quedó hasta el final hizo que la peregrinación hacía el Metro Cerrillos o algún paradero de micro fuese de más de una hora. Esto se suma a lo que pasó al terminar Foo Fighters, en la primera jornada, en que no una menor cantidad de gente quedó sin posibilidad de metro y mucho menos micro, logrando poder llamar un uber casi una hora y media después de su salida.

Algunos atrasos en la programación de ciertos artistas y algunas bandas que comenzaron al mismo tiempo en escenarios cercanos, mezclándose el sonido, fueron situaciones puntuales que son casi propias de la organización de un festival tan masivo y maratónico.

WhatsApp Image 2022-03-18 at 6.54.43 PM
Créditos: Julio Bustos

Lo cierto, es que el regreso de Lollapalooza dio un respiro a quienes pudieron regresar a ver música en vivo, a los artistas nacionales que se han visto golpeados por la pandemia, los gestores culturales y su trabajo, trabajadores y trabajadoras del mundo del espectáculo, emprendedores y cientos de puestos de trabajo que, de alguna forma u otra, genera un festival tan grande. El regresar a vivir la experiencia «Lolla» fue algo que se agradece y se quiere seguir repitiendo.

De lo mucho que se extrañaba ver a grandes bandas internacionales, compartir con amigos, el cansancio de esperar horas por tu artista favorito y olvidar por unos días la batahola del mundo actual, es algo se necesita. Esperamos que Lollapalooza y grandes festivales sigan con su realización mientras la pandemia lo permita y sin prejuicios, ojalá el festival internacional regrese a su hogar de sus nueve ediciones anteriores, el Parque O’Higgins.

Francisco Millan G

http://disonantes.cl

Fanático de Los Simpsons - Toco en una banda

Te puede interesar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.