Lollapalooza Chile primera jornada: Algo más que música

Limp Bizkit

Lollapalooza Chile 2024 celebró su primera jornada este viernes en el Parque Bicentenario de Cerrillos. Un día de largo aliento que entregó mucho más que solo música.

Estamos en modo Lollapalooza, el festival de música más grande de nuestro país se toma la agenda de los amantes de la música y los eventos por tres días. Este viernes fue su primera jornada que tuvo como cabeza de cartel a Limp Bizkit, Feid, Meduzza y 30 Seconds To Mars. Pero, la jornada comenzó temprano, con oleadas de personas caminando desde el Metro Cerrillos a las diferentes entradas del parque, las cuales se encontraron con diversas marcas regalando productos, el ambiente Lolla ya se estaba instalado.

Los primeros en abrir los fuegos fue la banda nacional Machuca, quienes inauguraron el escenario Banco de Chile, seguidos de la artista mexicana Bratty y la banda oriunda de Valparaíso, El Significado De Las Flores. Con seis escenarios en total, se destacó el nuevo Alternative Stage, un lugar que cuenta con una estructura tipo carpa que abarca casi todo el sector, haciéndolo un lugar agradable y perfecto para capear los acechantes rayos de sol que, a primera hora de la tarde no daban tregua. En este lugar se presentaron bandas y artistas como Florian, Muerdo y León Laguerri.

WhatsApp Image 2024-03-15 at 16.07.34
Fotografía por Julio Bustos.

Fue este último, que se presentó en simultáneo con el artista norteamericano Dayglow, dando shows en paralelos. En el caso de Laguerri, este denunció a ratos que le estaban cortando su show, así anticipando canciones para poder calzar su setlist. Dayglow por otro lado, puso a bailar a miles de fanáticos que esperaban al artista, con su carisma y simpatía fue uno de los shows que sorprendió a los curiosos del festival y se anotó como uno de los mejores de la jornada.

WhatsApp Image 2024-03-15 at 16.42.25
Fotografía por Felipe Malhue.

Por otro lado el pop y música urbana se hacían presentes con artistas como Jessie Reyez, Kenia Os y Akrilla. En el escenario dispuesto para los más pequeños, Kidzapalooza, Escuela de Rock y Los Pulentos hacían de las suyas. El mosh estuvo presente gracias a la banda Pierce The Viel, quienes lograron encender y no dar tregua a la calurosa tarde. Lo seguía, varios metros de distancia, en el escenario Banco de Chile, el artista Hozier, quien con su canción viral en redes sociales «Take Me To Church», alcanzó el éxito mundial, pero su presentación es más que solo una canción, el artista entrega un show que cautiva y sorprende por su talento y desplante.

_ASC4061
Fotografía por Felipe Malhue.

Al acercarse las 19:00 hrs, una de las bandas más esperadas de la jornada subió al escenario, los hermanos, Jared y Shannon Leto, hicieron de las suyas con Thirty Seconds to Mars, el desplante del actor y músico, Jared Leto atrapa de inmediato, pero su show se siente distendido y ratos un monólogo con mucha parafernalia. Situación que causa divisiones en el espectador. De todas formas, la banda de rock alternativo hizo cantar a miles de fanáticos que esperaron por verlos entregando un show que tuvo momentos como el ingreso al escenario de público y en otro momento de los fotografos y fotografas, esto sumado a un clásico a hasta altura de Jared, escalar una tarima. El concierto de Thirty Seconds To Mars está pensado para fanáticos. Al mismo tiempo, en otro escenario, la banda más representativa del indie latinoamericano hacía cantar a sus seguidores, El Mató a un Policía Motorizado se presentó en el Alternative Stage, ante miles de fanáticos que no se dejaron atrapar por uno de los headliner en uno de los escenarios principales del festival.

WhatsApp Image 2024-03-15 at 19.33.03
Fotografía por Felipe Malhue.

Ya al atardecer, con el sol despidiéndose lentamente mientras teñía de naranjo el cielo capitalino, era hora del Nu Metal: Limp Bizkit, el plato fuerte de la jornada, subió al escenario ante miles de gritos expectantes y ansiosos de ver a la polémica banda en acción. Fred Durst, vestido de un colorido cortaviento y buzo, realizó breves saludos y junto a su disfrazado guitarrista, Wes Borland, comenzaron una seguidilla de canciones que en los años 2000, los llevaron al éxito, Limp Bizkit no sorprende con una nueva propuesta, al contrario, le da a su público lo que quiere; hits que marcaron una época. Su repertorio está tomado de sus discos más populares. «Break Stuff», «Rollin’ (Air Raid Vehicle)», «Nookie» y «My Generation», son solo algunas de las canciones que hicieron gritar, saltar y moshear a los miles de almas que en ese momento se congregaron en la explanada del Parque Bicentenario de Cerrillos. Con algunos covers incompletos y guiños a bandas como Metallica y Slayer, la banda mantuvo su actitud sarcástica e irreverente. Regalando un buen momento, tanto para sus fanáticos, como para quienes no lo son.

WhatsApp Image 2024-03-15 at 20.41.51
Fotografía por Julio Bustos.

La jornada siguió con la presentación de uno de los artistas urbanos más populares de la actualidad. Feid, quien pintando todo de verde, puso a bailar a su público con una propuesta llena de color, luces de neón y escenografía. El artista fue uno de los cabeza de cartel del festival y aunque su música se aleja de lo que momentos antes había hecho Limp Bizkit, el artista colombiano tiene un público ganado, los que lo esperaron por horas ocupando su estilo de lentes de sol y característica ropa verde. Ferxxo no se queda atrás y da un show a la altura.

WhatsApp Image 2024-03-15 at 21.27.53
Fotografía por Felipe Malhue.

La jornada culminó al ritmo de las tornamesas y los samples; Meduza y las populares fiestas Bresh, cerraron un día con electrónica y música bailable.

Lollapalooza y su propuesta más allá de la música

Más allá de las bandas y artistas que se presentan en el festival y cual es el principal motivo del mismo, Lollapalooza y su productora, Lotus, han llevado al evento a convertirse en una experiencia. Cada año el Lolla mejora detalles y agrega propuestas y este año si que se nota. Los lugares con sombra son significativamente mayores que los del año pasado; el gran ejemplo es el escenario Alternative Stage. Las marcas y sus stand, están mejor posicionados y cada una con una propuesta mayor; se destaca una rueda de la fortuna y distintas instalaciones, todas hechas para capturar la imagen y subirla a redes sociales.

Las actividades fuera de los grandes escenarios también son un punto positivo; charlas, stand comedy, concursos, juegos y experiencias son parte del lugar. Lollapalooza no es solo un concierto con muchos escenarios. Y así se nota al cruzar la gran entrada, el festival entrega tantos motivos y actividades que agota, en un buen sentido. El gran contra y que ha ido mejorando cada año, sigue siendo el Parque Bicentenario de Cerrillos, un lugar que carece de cuidados, que se siente como un lugar que no tiene mantención y que sus áreas verdes carecen de mantención. El gran parque de Cerrillos, a pesar de mejorar cada año y de los esfuerzos de Lollapalooza y las marcas por adaptarse a el, no sigue estando a la altura.

De todas formas, Lollapalooza es más que música y este año se nota con creces.

Francisco Millán G

http://disonantes.cl

Amante de la música y Los Simpsons.

Te puede interesar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.