Reseña «Priscilla» (2023) de Sofia Coppola: Amor Encantando

Priscilla

En su octava película, Sofia Coppola nos entrega una historia de amor con sabor amargo donde su reconocido estilo cinematográfico se puede hallar impreso en cada uno de sus fotogramas, como una firma imposible de confundir.

Reseña por Tillo Silva.

La adolescente y frágil Priscilla es la protagonista de este relato, en el cual su destino la llevará a encontrarse con la estrella del momento, Elvis Presley, figura clave de la música popular de los años 50’s y 60’s y recordado por llevar una vida de fama, amoríos y excesos. A través de casi dos horas de metraje, Coppola se encarga de retratar el forzado paso de niña a mujer de Priscilla, a través de una relación amorosa con el rey del rock que comenzó a sus 14 años de edad, mientras que el intérprete de “Jailhouse Rock” tenía 24. Un lazo sentimental que desde cualquier punto de vista parece incorrecto, pero dadas las circunstancias, todo se dio para que este romance se prolongará por más de una década.

134257784_o
«Priscilla» (2023)

En cuanto al filme y la manera en que Sofia aborda esta historia, basada en el libro autobiográfico “Elvis and Me” y en conversaciones con Priscilla Presley, encontramos una narrativa que se adentra en la intimidad de sus personajes principales, pero que no llega a profundizar en los conflictos. Hay indicios y situaciones retratadas en la película que nos hablan de esta relación, desde su origen hasta su decadencia, y nos permiten conocer más detalles de la estadía de Priscilla en Graceland, especialmente cómo era soportar los rumores de infidelidades de Elvis, sus adicciones, sus cambios de humor y la manera en que éste la manipulaba emocionalmente, según sus necesidades.

Priscilla-Destacada
«Priscilla» (2023)


Los primeros treinta minutos de “Priscilla” son perfectos y me atrevería a decir que de lo mejor de la filmografía de Coppola en cuanto a cinematografía y narración. Cada plano hace avanzar la trama y conecta con el siguiente de una manera tan espléndida que llega a ser fascinante. La directora de “Las Vírgenes Suicidas”, establece al personaje de Priscilla a través de múltiples planos detalles y suaves movimientos de cámara que junto a la interpretación de Cailee Spaeny, consolidan la identidad de nuestra protagonista en pocos minutos. Luego de ese primer acto, el filme se estanca, tal como la vida de Priscilla, atrapada en un hogar que no es hogar. Lo que podría ser una buena decisión conceptualmente hablando, no termina de convencer, ya que desde ese punto el guión se limita a relatar una serie de sucesos que se vuelven reiterativos y que no hacen avanzar la historia hasta su clímax dramático que es el que propone la directora en el desenlace.

Courtesy of ©VALENTINO
«Priscilla» (2023)

La filmografía de Sofia Coppola no deja de ser interesante, incluso en “Priscilla”, una obra imperfecta en muchos aspectos, sí, pero que no nos permite desestimar el gran oficio de la directora detrás de la cámara. Planos como el de Elvis cantando visto a contraluz, o Priscilla poniéndose las pestañas postizas antes de dar a luz a su hija, son ejemplos claros de alguien que sabe perfectamente cómo construir imágenes en el cine. Esperemos que Sofia siga indagando en su sensibilidad y especial manera de ver el mundo, hasta perfeccionar esa firma estilística tan representativa.

c4ef77c4288a678da611573970e6f057

“Priscilla” está disponible a través de la plataforma de MUBI, donde también puedes encontrar un interesante making off que incluye entrevistas íntimas con Sofia Coppola, Cailee Spaeny y la mismísima Priscilla Presley.

Te puede interesar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.