El próximo 8 de Octubre ocurrirá el mayor evento de metal en la ciudad jardín, de la mano de las mayores bandas de Thrash de toda la historia. Slayer volverá a tocar en estas tierras luego de 8 años y Anthrax por su lado, debutará en los escenarios Viñamarinos. El evento tendrá lugar en el Sporting Club, admitiendo solo la localidad de cancha, y se espera que asistan más de 5000 personas, en un concierto que promete mucho.

Por primera vez desde 2005 el evento metal más esperado del año Santiago Gets Louder tendrá una segunda fecha fuera de la capital, esta vez, dándole la oportunidad a los Viñamarinos para poder disfrutar de un gran show.

Es un verdadero honor recibir a dos de las cuatro bandas más importantes de la escena Thrash. Recordando el histórico concierto Big Four, donde participaron los mayores exponentes del género; Metallica, Megadeth, Slayer y Anthrax. A través del tiempo, cada banda ha aportado su visión y estilo propio a lo que durante años ha ido evolucionando, sub dividiéndose en una infinidad de géneros particulares.

Sin duda estos 4 grandes representan al Trash Metal en su estado puro, y han influenciado enormemente el sonido y los ritmos de miles de bandas durante más de 30 años. Con tintes diabólicas, agresivas velocidades, poderosas voces y por sobre todo, una distorsión ensordecedora en sus guitarras.


En primer lugar se presentará Anthrax, la particular banda americana que representa el Trash menos tradicional. Si bien mantiene los elementos sustanciales, como los clásicos riffs y la velocidad de la batería, por otro lado, la voz, los ritmos y los tonos empleados en la composición, dan lugar a nuevas combinaciones dentro del género.

Considerados los padres del Speed Metal, Anthrax ha viajado por un sinfín de estilos, siempre llegando a buenos resultados. Incluyendo principalmente la temática Punk en sus letras y estilo, incursionando en el heavy metal de la mano de Scott Ian e incluso grabando un sencillo con la banda Hip-Hop Public Enemy” titulado “Bring the Noise”, siendo influencia principal de géneros como el Nu o Groove metal.

Las guitarras de Scott y Dan Spitz le han dado la identidad a Anthrax. Los poderosos solos y riffs han llevado a la banda a compartir escenario con Mötley Crue, Twisted Sister e Iron Maiden, referentes clásicos del rock y metal, sumando experiencias a través de sus 38 años de historia.

La banda mantiene una relación cercana con Chile, considerando que somos el país con más oyentes en toda América (después de EEUU), así fue como en 2014 lanzaron un DVD titulado “Chile On Hell” concierto que tuvo lugar en el teatro Caupolicán y dejó categóricamente demostrado la calidad de público que hay. Ahora sumando su 7ma presentación en el país, Anthrax promete hacerse escuchar en Viña del Mar.

Pero el plato fuerte de la noche es Slayer, la banda con mayor prestigio y trayectoria en el mundo actual del metal pesado. Se han transformado en algo histórico, publicando 12 discos han alcanzado el trono indiscutiblemente. Siempre manteniéndose fiel al estilo, sus entregas han marcado grandes influencias dentro del heavy y en especial  dentro del Death metal donde se les considera como sus precursores.


Durante toda su carrera han recibido fuertes críticas de grupos religiosos y sociales, acusándoles de ser una banda satánica, debido principalmente a sus álbumes, portadas y letras que hacen referencia a la violencia, asesinatos y la guerra. Sin embargo estos elementos se han transformado como propios de la estética y música de la banda, conceptos utilizados como arma en términos de la crítica social, tomando el odio y la agresividad como expresión musical.

Cada integrante de Slayer es único. La dupla legendaria de guitarras de Jeff Hanneman y Kerry King ha sido considerada la mejor por variadas revistas del género y sin duda sus solos caóticos, a través de velocidades extremas han dejado una gran marca en el sonido de la banda. Ahora bien con la introducción de Gary Holt -guitarrista también de Exodus– ante la muerte de Hanneman en 2013, han logrado resultados satisfactorios en su última entrega “Repentless”.

Por otro lado la batería cumple un rol crucial en la expresión de la música de Slayer, principalmente con Dave Lombardo quien logra elevar la música y otorgarle un ritmo imparable.

Finalmente Tom Araya, con su distinguible voz es capaz de brindar el último elemento singular a la banda,  el tono que alcanza caracteriza la agresividad de la banda que provoca tanta euforia en el público, generando así los mayores mosh pit dentro de los recintos.

La sinergia de estos elementos confluye en escenas únicas e irrepetibles en sus conciertos. Así es como lograron también componer uno de los mayores álbumes dentro del metal, lo pesado de lo pesado, el mítico “Reign of Blood” que se ha transformado en un himno, tanto de la banda como del género, sirviendo de inspiración para las vertientes más oscuras de este.

La banda siempre ha mantenido una relación cercana con Viña del Mar, la ciudad natal de Thom, el cual siempre ha considerado a esta en las giras mundiales. Realizando así conciertos únicos en la olvidada ciudad jardín. Y esta oportunidad no podía ser la excepción, en el contexto de su Farewell Tour, la banda se presentará por última vez en el país, para finalmente despedirse de los escenarios, luego de 38 años de carrera.

El concierto será el día 8 de octubre, dos días después de su presentación en Santiago junto a Anthrax, los alemanes Kreator y la banda nacional Pentagram, en un completo festival de metal llevado a cabo en la tercera edición del Santiago Gets Louder. Las entradas están disponibles vía Puntoticket.

Matias Martinez Argüello

Nunca quieto. Un poco de arte, harto cine y el resto es música. Viña del Mar.

Te puede interesar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.